"volare"



"TRANSLATE"

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

"Cuento de navidad"





"AMOR PURO AMOR"

miércoles, 7 de julio de 2010

....."GENOVEVA DE BRABANTE"


Vivía en Alemania una linda niña llamada Genoveva, hija de los duques de Brabante, era de buen corazón, ayudaba a los pobres y jugaba con los niños humildes. Por eso todos la querían.

Cuando se convirtió en una graciosa dama, se casó con el príncipe Sigifredo, que era también bueno y virtuoso.

En tiempo de guerra, Sigifredo se tubo que ir al frente de su ejercito, la recién desposada lloró mucho la ausencia de su esposo y lo encomendó a la infinita bondad de Dios. Sus tierras quedaron a cargo de Golo, hombre ambicioso y malo.

Un día, llegó la falsa noticia que Sigifredo había muerto, Golo, seguido de sus soldados, entró al castillo de Genoveva y la tomó prisionera, haciéndola encerrar en un calabozo.

En esa oscura y húmeda prisión nació su hijo, a quien puso el nombre de desdichado, por lo adverso de su suerte.

A los dos meses, dos soldados sacaron a Genoveva y su hijo. Por orden de Golo, con la orden de matarlos en el bosque, pero, conmovidos por el llanto del niño, perdonaron sus vidas, con la promesa de no salir jamás del bosque. Al volver los soldados dijeron a Golo : "¡Orden cumplida!"

Genoveva y su hijo tomaron como vivienda una gruta. Se alimentaban de frutos silvestres, raíces y hierbas; vivían en latente temor de ser presa de las fieras, pero confiaban en la protección de Dios.

Un día lluvioso penetró a la cueva una cierva que huía de unos cazadores, Genoveva y el niño acogieron al animal, que se hizo amiga de ellos, dándoles en recompensa abundante leche fresca.

A los siete años, el niño que hacía constantes preguntas a su madre de los pájaros y las flores, al decirle ella que en la ciudad había cosas muy lindas, dijo a su madre:

__Yo quiero ir a la ciudad. ¿Por qué no me llevas?

Genoveva se entristeció, recordó la palabra empeñada a los soldados de no volver a la ciudad.

Un día Sigifredo retornó a la ciudad causando la sorpresa de todos, especialmente de Golo, quienes creían muerto al príncipe. Grande fue el dolor de éste al saber que por orden de Golo, su esposa había corrido triste suerte.

Un día el príncipe salió de caza, de pronto, se le cruzó una cierva, que era la misma que vivía con Genoveva. El animal huyó, pero Sigifredo la siguió hasta la cueva. Enorme fue la sorpresa del príncipe al ver salir de la gruta a una bella mujer semidesnuda, llevando de la mano a un lindo niño.

__¿Qué haces aquí con este niño y quién eres? __ pregunto Sigifredo.

__¿No me reconoces? ¡Soy tu esposa y este niño es tu hijo! __exclamó ella, y los tres unidos en un estrecho abrazo, lloraron de alegría dándole gracias a Dios.

Cuando la familia llegó a la ciudad fueron recibidos con singulares muestras de júbilo. Esa misma noche todo el pueblo fue iluminado y en el castillo hubo una gran fiesta.

La dicha volvió a brillar para Genoveva, pues vivía en unión de su cariñoso esposo y de su hijo, que era muy estudioso y tan apuesto y valiente como su buen padre.

1 comentario:

  1. Este cuento recuerdo haberlo leido de niña, es de los primeros que recuerdo haber tenido, mi madre melo comproo en una feria del libro allaa por el año de 1975 jamaas se me olvido este nombre, que padre que lo tengas en tu blog, pero dime como es que lo elegiste para subirlo? saludos

    ResponderEliminar

"MUÑECA DE TRAPO"



"Muñeca de trapo,

bella cuando era nueva

hoy tirada en un rincón

con lazos descoloridos

ojos de un triste mirar.


¿Quién en ese estado te dejo?

¿Quién tu belleza no supo valorar?

¿Quién te dejo tirada en un rincón?

¿Quién rompió tu corazón

muñeca de triste mirar?

Vestida de tul raído por el uso

mejillas coloradas,

aun estando abandonada

quizá por vergüenza

de estar botada en un rincón.

Ya tu dueña te dejo

por otra muñeca nueva

¿De qué sirve quejarse

del destino que te toco?

¿muñeca de triste mirar?.

Esa era la queja de una muñeca de trapo, cuando vio que su dueña la cambio por una muñeca nueva y la dejo en un desván, era una muñeca de ojos verdes y una mirada que destrozaba el corazón, tenia las trenzas desechas, el vestido sucio, descalza pero aun así conservaba su belleza. Pero pasado los años, cuando su dueña, que ya era toda una señorita, al limpiar el desván la encontró y recordó lo feliz que fue con aquella muñeca, dijo: ¡Así como yo fui feliz contigo, así que sea feliz otra niña!, la tomo entre sus manos , lavo a la muñeca, la peino y le puso lazos nuevos en sus trenzas, cambio el vestido viejo por otro nuevo y le puso zapatitos de gamuza. La llevo a un orfelinato para donarlo, pasado un tiempo en el cumpleaños de una niña abandonada, fue envuelta en papel de regalo, la muñeca quedo a oscuras hasta que escucho la voz de su nueva dueña, una niña inocente de cinco años, feliz de tener una muñeca de trapo, desde aquel día la muñeca de triste mirar, tenía el corazón contento porque aprendió que su destino era hacer feliz a las niñas sin importar que cuando crezcan la abandonen en un rincón.

Este cuento es mi aporte a la niñez espero que sea del gusto de ellos. No soy escritora pero es lo que me nace y lo pongo en estas lineas. (Ana Salazar)

Derechos reservados. Si te gusta, puedes copiarlo con el nombre del autor.



"CUENTOS DE LOS HERMANOS GRIMM" el soldado piel de oso parte 01





"El patito feo"





"Lambert el león cordero"





"narrador de cuentos"





"pintemos un cuento"



"chapame si puedes..ja..ja.."



"princesa"

HORA MUNDIAL

Seguidores

Cursores