"volare"



"TRANSLATE"

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

"Cuento de navidad"





"AMOR PURO AMOR"

viernes, 4 de febrero de 2011

"AGUSTÍN, EL CONEJO SALTARÍN"

Agustín es un conejo muy especial. Sus grandes ojos escudriñan todo lo que le rodea. Quiere saber. Todo le interesa. Olfatea, lame, toca. Con sus orejas bien paradas puede oír hasta los ruiditos más lejanos. Cuando le preguntan, como hacen siempre los adultos:-¿Qué vas a hacer cuando seas grande?; él responde , muy serio:

-Voy a ser un Científiconejo.

-¿Y para qué?

-Para inventar todo lo que aún no ha sido inventado.

-¿Y para qué?

-Te explico: quiero inventar un lápiz que escriba solo, sin faltas y con linda letra; una pelota que no se pinche y con la que se pueda jugar al fútbol sin pelear; una escalera de la que uno se pueda caer sin hacerse chichones; una máquina

anti-aburrimiento y un sistema para descargar energía sobrante que las mamás podrán usar con sus hijos a partir de las ocho de la noche; un reloj que solo marque horas felices; una nave que ruede, flote, sirva para explorar el fondo del mar y el espacio interplanetario.

-¡¿Todo eso?!

-¡Y mucho más!

Agustín pasaba muchas horas pensando en estas cosas.

Una mañana salió temprano a recorrer el bosque. Oyó unos débiles quejidos. Se guió por ellos y llegó al borde de un barranco. Se asomó.

Allá en el fondo blanqueaba una bola de algodón que se movía.

-¿Qué te pasóoooo?

-Iba saltando distraída y me caí. ¡Ayúdameeeeee!

-Quédate tranquila, descansa, que yo vuelvo enseguida.

Casi voló hasta el fondo de su casa donde tenía cientos de cosas inservibles, que esperaba usar cuando llegara el momento oportuno.

Buscó unos resortes enormes. Los ató a unas cañas gruesas y se marchó corriendo otra vez.

-¡Allá vooooooy!- dijo, saltando desde el borde. Llegó junto a la coneja Jazmín, que lo miró arrobada.

-¿Te animas a saltar conmigo?

-Contigo a donde sea,- dijo ella , que se había enamorado desde el momento en que lo vio.

Agustín la tomó delicadamente en sus brazos. Se agachó, impulsó sus patas traseras en un salto fenomenal y al llegar arriba se miraron, sabiendo que iban a seguir juntos.

Se casaron. Agustín olvidó sus sueños de ser un Científiconejo porque tuvieron que trabajar, como todos los esposos. Llegaban cansados a casa, pero aún así se daban tiempo para inventarle cada noche un cuento diferente a sus quince hijitos.

Hasta que fueron ancianos, en las noches de luna clara, salían a pasear montados en los zancos, sonrientes y enamorados.

Salta que salta Agustín,
salta que salta Jazmín
y de su amor encantado
este cuento ha terminado.

POR : (María Cristina Laluz)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"MUÑECA DE TRAPO"



"Muñeca de trapo,

bella cuando era nueva

hoy tirada en un rincón

con lazos descoloridos

ojos de un triste mirar.


¿Quién en ese estado te dejo?

¿Quién tu belleza no supo valorar?

¿Quién te dejo tirada en un rincón?

¿Quién rompió tu corazón

muñeca de triste mirar?

Vestida de tul raído por el uso

mejillas coloradas,

aun estando abandonada

quizá por vergüenza

de estar botada en un rincón.

Ya tu dueña te dejo

por otra muñeca nueva

¿De qué sirve quejarse

del destino que te toco?

¿muñeca de triste mirar?.

Esa era la queja de una muñeca de trapo, cuando vio que su dueña la cambio por una muñeca nueva y la dejo en un desván, era una muñeca de ojos verdes y una mirada que destrozaba el corazón, tenia las trenzas desechas, el vestido sucio, descalza pero aun así conservaba su belleza. Pero pasado los años, cuando su dueña, que ya era toda una señorita, al limpiar el desván la encontró y recordó lo feliz que fue con aquella muñeca, dijo: ¡Así como yo fui feliz contigo, así que sea feliz otra niña!, la tomo entre sus manos , lavo a la muñeca, la peino y le puso lazos nuevos en sus trenzas, cambio el vestido viejo por otro nuevo y le puso zapatitos de gamuza. La llevo a un orfelinato para donarlo, pasado un tiempo en el cumpleaños de una niña abandonada, fue envuelta en papel de regalo, la muñeca quedo a oscuras hasta que escucho la voz de su nueva dueña, una niña inocente de cinco años, feliz de tener una muñeca de trapo, desde aquel día la muñeca de triste mirar, tenía el corazón contento porque aprendió que su destino era hacer feliz a las niñas sin importar que cuando crezcan la abandonen en un rincón.

Este cuento es mi aporte a la niñez espero que sea del gusto de ellos. No soy escritora pero es lo que me nace y lo pongo en estas lineas. (Ana Salazar)

Derechos reservados. Si te gusta, puedes copiarlo con el nombre del autor.



"CUENTOS DE LOS HERMANOS GRIMM" el soldado piel de oso parte 01





"El patito feo"





"Lambert el león cordero"





"narrador de cuentos"





"pintemos un cuento"



"chapame si puedes..ja..ja.."



"princesa"

HORA MUNDIAL

Seguidores

Cursores